Zarza la Mayor

Zarza la Mayor

 
 
 
AYUNTAMIENTO DE ZARZA LA MAYOR
Dirección: PLAZA MAYOR, 1
Código Postal: 10880
Teléfono: 927 37 01 85
Fax: 927 37 01 78
 
 
 
 

Zarza La Mayor es un municipio cacereño que se encuentra en el oeste regional, en la provincia cacereña, en la carretera Ex-117, a noventa kilómetros de la capital y a poco menos de cuatro, en línea recta, de Portugal. Localidad que ocupa una superficie de 16.718 hectáreas.

 
 
Limita con los siguientes municipios:
  • NORTE: Moraleja.
  • OESTE: Salvaterra do Extremo.
  • ESTE: Ceclavín.
    SUR: Piedras Albas.
 

 

HISTORIA

Zarza la Mayor conjuga antigüedad y modernidad, pasado y presente. Sus amplias y largas calles quedan ornamentadas por fachadas, portadas y blasones que evocan ese pasado histórico-artístico que sirve de título a cualquier zarceño que se precie. Sus plazas, sus edificios y su entorno rememoran tiempos pretéritos que fueron mejores, que nos han dejado esa clase y prestancia de la que podemos hacer gala y que aún podemos contemplar.

Denominada siempre "La Zarza" , toma el nombre de la espinosa Zarza, a la que también llamaron Zarza de Alcántara y que cambia su título durante el reinado de Felipe IV (1621-1665), quien le otorga el apellido de la Mayor, en premio a su heroísmo.

Para orgullo nuestro, fue Felipe V quién concedió a Zarza el título de "Muy Leal" por su adhesión incondicional y heroica a la Casa de Borbón.

Con estos datos deberíamos acostumbrarnos a titular, de una vez por todas, a nuestra querida Zarza, como otros a bien tuvieron: " La Muy Leal Villa de Zarza La Mayor".

Vieja es la historia de Zarza la Mayor, sus orígenes datan de tiempos muy remotos. Su antigüedad queda avalada por los vestigios hallados de época romana, tales como distintas lápidas funerarias que ponen de manifiesto que Zarza bien pudo ser el pueblo Interania, pueblo que contribuyó a la construcción del puente romano de Alcántara. De igual modo cabe decir que por Zarza pasó la calzada romana procedente de Castilla al grandioso puente Alcantarino.

Zarza jugó un importante papel durante la Reconquista de la alta Extremadura. Por esta época se levantaron cuatro espléndidos castillos, todos de dominación árabe, recibiendo los nombres de Benavente, Bernardo, Peña de Fray Domingo y Racha-Rachel, este último, el más relevante, construido en el siglo IX, conocido por el nombre de Peñafiel.

Este castillo de leyenda, asentado sobre territorio fronterizo, es considerado como uno de los símbolos más singulares de la villa y da nombre a la ruta de senderismo que nos lleva hacia él y hacia tierras portuguesas.

Peñafiel fue útil en la Reconquista y en las guerras hispano-lusas por la separación de la Corona de Castilla. El castillo reconquistado por Alfonso IX en 1212, en las operaciones que precedieron a la toma de Alcántara, es entregado a la Orden de Alcántara, constituyendo importante encomienda del mismo. Zarza y Peñafiel compartieron nombre de la encomienda, siendo protagonista la fortificación durante la Edad Media por su carácter defensivo, para pasar a serlo después, en el siglo XVI, la villa que prevaleció sobre la fortaleza. De esta encomienda aún se conserva, junto a la Plaza Mayor, la Casa de la Encomienda o palacio del Comendador, que se sabe con certeza que ya existía en el siglo XIV, de impresionante y monumental construcción recomendamos contemplar a su paso por la localidad.

 
LUGARES DE INTERÉS
 

La Iglesia Parroquial de San Andrés fue edificada de 1668 a 1681 sobre los cimientos de la primitiva iglesia., que fue destruida en 1665 a consecuencia de una explosión de pólvora durante las guerras con los portugueses. Es un templo majestuoso con fachada de estilo herreriano, bóveda de crucería y presbiterio octavado.

La Ermita de Nuestra Señora de Sequeros es una ermita construida en el siglo XVI. y actualmente es la sede de la romería del pueblo.

La Ermita de San Juan perteneciente al siglo XVII y de estilo barroco, fue fundada por D. Juan de Sande y esta unida por un pasadizo volante, que sirve de entrada por ese lado del pueblo, a una hermosa casa solariega, ambas fachadas lucen escudos. Aquí se hospedó el Rey Felipe V . Su fábrica es de mampostería y sillería, constituyendo en su interior una nave de tres tramos y crucero. Armadura de madera sobre arcos de medio punto.

La Ermita de Nuestra Señora del Castillo es conocida por el nombre del Castillo, obra netamente popular del siglo XV en la que destaca arquitectónicamente su hastial con portada gótica. Fue hecha gracias a limosnas.

La Ermita de San Bartolomé alberga al patrón del pueblo y sita en la plaza del Altozano, la que sirvió de parroquia cuando se procedió a la construcción del actual templo parroquial.

La Fuente "La Conceja", declarada Bien de Interés Cultural de categoría de monumento. Se trata de una obra románica en tránsito al gótico del último tercio del siglo XIV. Es de gran solidez y fortaleza. Representa la insignia de los zarceños.

La Fortaleza de Peñafiel fue construida en 1633 alberga a nuestra patrona y cuenta la historia que antaño estuvo ubicada en la dehesa de Benavente. Destacan arquitectónicamente la bóveda pintada al fresco que cubre el presbiterio y el retablo dorado de madera.

El Castillo del Madroñal. Aunque sus restos apenas son visibles, en tiempos antiquísmos existió una pequeña fortaleza sobre la cresta de la sierra, dominando todo el territorio circundante. Llamado popularmente Castillo del Madroñal, su verdadero nombre fue el de Peña de Frey Domingo, haciendo alusión a uno de sus poseedores, allá, en tiempos de la Reconquista cristiana. Pacificadas estas tierras y expulsados de ellas los musulmanes, el viejo castillo no prosperó, y rapidamente fue abandonado, quedando presa del olvido.

El Castillo Benavente. Las ruinas actuales evidencian la gran extensión que antaño tuvo el castillo de Benavente, con un perímetro de veintitrés metros de planta central en cada uno de sus flancos, con gruesos muros de dos metros, levantados a base de pizarra unida con cal y barro. Adosadas a cada esquina del recinto, se aprecian restos de torres con forma poligonal, de tres metros de radio. También es fácilmente visible lo que fue su entrada principal, delante de la cual se erigió un muro protector.

El Castillo de las Moreras. Sus ruinas se remiten hasta la misma Edad de Hierro. Por lo tanto estamos ante un asentamiento urbano reutilizado en diferentes etapas históricas. Como otras fortificaciones cercanas, sólo fue una atalaya vigilante durante los tiempos de la Reconquista. Luego cayó en desuso, y finalmente se abandonó. Su planta adopta la forma circular, asemejándose a la cúspide del cerro. Los muros, de gran grosor, miran por todos sus lados al precipicio, dejando tan sólo un estrecho paso para el acceso a la cima. En la base del cerro se fundó, durante la Alta Edad Media, un poblado de relevancia,llamado Peñas Rubias, el cual, después de pasar por varios propietarios, entre ellos la Orden Militar del Temple, también desapareció con el abandono del castillo.

La Casa de la Encomienda o Palacio del Comendador, de la orden militar de Alcántara, se sabe con certeza que ya existía en el siglo XIV, de impresionante y monumental construcción. Su artífice fue el maestro Manuel Galávis.

 
 
FIESTAS
 

En el domingo de Resurrección o el Domingo de los Tiros las imágenes de Jesús Resucitado y Virgen del Castillo, son las elegidas para representar tal emotiva escena entre madre e hijo.

Cada una de ellas sale de un lugar diferente. La Virgen desde la ermita del Castillo; mientras que el Resucitado (como cariñosamente se le llama en Zarza a Cristo), lo hace desde la iglesia parroquial. Ambas imágenes, tras recorrer calles repletas de fieles entusiastas, confluyen en la llamada Plazuela, punto intermedio dónde se desarrolla el acto central: la Reverencia.

El martes siguiente al domingo de Resurrección tiene lugar la Romería de la Virgen de Sequeros que se desarrolla junto a la ermita de Sequeros. El acto inicial es la misa, que se celebra al mediodía, presidida por la imagen de Nuestra Señora de Sequeros, la cual es trasladada al exterior del templo y colocada en un altar bajo el porche porticado. Desde aquí contempla toda la extensa campa dónde se ubican sus fieles celebrando la fiesta. Poco después de la misa se celebra el tradicional Desfile de Carrozas, que participan en un concurso dónde se premia la calidad, decoración, innovación y demás factores.

El Domingo del Bollo tiene lugar el 1º domingo después de Semana Santa y es una celebración típicamente campestre, en la cual se reúnen familias y grupos de amigos para disfrutar de un día de campo, eligiéndose, como escenario para ello, cualquier lugar de la amplia geografía zarceña, si bien suelen preferirse los paisajes junto a la rivera de Erjas. Es tradición saborear el típico Bollo, dulce elaborado en los hornos de las panaderías locales.

La madrugada del 23 al 24 de junio, se celebra la Noche de San Juan en la que los zarceños se reúnen a los pies de la ermita del santo, dónde al ritmo de una verbena, bailan y saborean productos típicos de la tierra, elaborados por los mayordomos de la ermita: ponche, vino, perrunillas, roscas...etc.

En el mes de julio se celebra San Cristóbal por los conductores que son quienes organizan los actos de la fiesta, compuesta de Misa y procesión. Está es una algarabía por las calles del pueblo, con la imagen de San Cristóbal presidiéndola, seguida por una larga comitiva de vehículos que, al unísono, hacen tronar todos los claxon y bocinas.

Nuestra Señora de Agosto es el 15 de agosto. Comienza con la tradicional Misa. Después, es costumbre que el vecindario salga a disfrutar de unas horas de tapeo y degustación de platos.

San Bartolomé se celebra el día 24 de agosto con la lectura del pregón el día 23. Luego, durante 4 ó 5 días, tienen lugar los actos propiamente fiesteros. El día clave es el 24, con Misa Mayor y, por la tarde, tradicional corrida de rejones en la Plaza de Toros. El resto de jornadas feriales consisten en espectáculos infantiles y juveniles, suelta y encierro de vaquillas al estilo tradicional, actos culturales y deportivos, verbenas hasta altas horas de la madrugada.

El día 8 de septiembre se celebra el Día de Extremadura. Es un acontecimiento que normalmente tiene lugar en la Plaza de Toros, dónde se sirve un guiso, a base de carne de vaquilla, acompañado de vino y otras bebidas. Ameniza una orquesta.

 
 
DEMOGRAFÍA
 

Según el Instituto Nacional de Estadística, la localidad de Zarza La Mayor a 1 de enero de 2018, cuenta con 1.277 habitantes. A continuación, se muestra la evolución de la población desde el año 1996:

 

1996 2000 2005 2010 2015 2017
1.737 1.712 1.499 1.405 1.359 1.277